domingo, 27 de enero de 2013

Polvo en el neón (Carlos Castán)

Conducir por cualquier carretera sin excesivas ganas de llegar a puerto puede ser en sí todo un destino. En cualquier caso, para el pensamiento es lubricante y pura vitamina porque de esa forma, con las manos agarradas al volante y el pie derecho bien hundido en el pedal, adelantando un camión tras otro, con la mirada puesta en el centro del horizonte al que apunta con descaro la cinta de asfalto, no es difícil rozar la sensación de la propia vida de uno como algo realmente en movimiento, una fuerza en marcha que va disparada hacia algún lugar y de la que, de un modo o de otro, se tiene al menos parte del control.
 
..el comienzo (brillante) de la última novela (relato de carretera) de Carlos Castán, Polvo en el neón, editado por Tropo. Excusa o razón de ser de las fotos (americanas y moteleras) de Dominique Leyva  que acompañan a esta edición.
 
 

1 comentario: