martes, 20 de noviembre de 2012

Segunda mano, sí claro.

Ayer, caminando por la ciudad, descubrimos por casualidad una tienda curiosa: se llama CEX (Calle Azoque) y es un establecimiento de intercambio y compraventa de artículos (DVD'S, videojuegos, CD's, móviles...). Los tiempos de crisis que vivimos han hecho surgir este tipo de negocios donde puedes llevar tus artefactos tecnológicos y cambiarlos por otros productos que puedan interesarte.
Curioseamos dentro y acabamos comprando tres películas de segunda mano por quince euros. Había muchísimas y nos quedamos con ganas de volver a por más mercancía. A mi, personalmente me fascina y me encanta este tipo de trueque. Por eso tengo una bicicleta de segunda mano y por eso el otro día hice trueque en Decathlon con unos patines en línea que no usaba.

Octavio compró un documental sobre Bob Dylan y yo me llevé dos películas que ya había visto cuando teníamos cines Renoir en esta ciudad: "My blueberry nights", un atrevimiento estético a la americana de Wong Kar-Wai, que tiene al guapísimo Jude Law (sí, confieso mi debilidad absoluta por este actor y sí, confieso que es una "peli-muy-de-chicas") como protagonista y "Los limoneros", una de esas joyicas que hay que ver para entender el a veces-tan-absurdo conflicto palestino-israelí.

1 comentario:

  1. "te llevaste" más bien diría "me regalaron", ¿no?

    ResponderEliminar