domingo, 16 de octubre de 2011

Adquirir un coche

Fiat Bravo

Adquirir un coche
como quien compra una caja de aspirinas en el minuto antes de cerrar la farmacia.
Decidir si 120 caballos son suficientes.
Valorar el consumo de gasoil a los 100
la conveniencia del climatizador bizona
y la seguridad que proporcionan las llantas de aluminio.
Agarrando el puñado de billetes
como quien agarra la vida
Con el corazón-gong magullado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario